08
Marzo
2014

El retiro de Warren Buffett

El retiro de Warren Buffett

En 2012 un interesante artículo fue publicado en la revista americana ForbesLife, en la serie "cuando yo tenía 25". Warren Buffett figura en esa edición (un link al artículo original está al final de este mensaje). Es una historia inspiradora, contada por el mismo Buffett…

Nueva York

Warren Buffett: Benjamín Graham a sido mi mayor héroe desde la primera vez que leí el libro "el inversor inteligente". Fui a estudiar a la Escuela de Negocios de Columbia en Nueva York principalmente porque él era profesor en esa escuela. Al completar mis estudios, regresé a Omaha. Sin embargo, no pude olvidar a Graham.

Entre 1951 y 1954 envíe frecuentemente mis ideas sobre inversión a Graham. Después de un tiempo recibí una carta de Graham: "La próxima vez que estés en New York, por favor visítame a mí también …"

Viajé a New York y Graham me ofreció un empleo en su firma de inversiones. Junto con mi esposa Susie — quien estaba embarazada en ese momento — y mi hija nos trasladamos a New York.

Eso no duró mucho tiempo: al año siguiente, — cuando yo tenía 25 años — Graham me dijo que quería retirarse. Pero, él también me propuso algo… Graham me propuso ser su sucesor en su fondo.

Retiro

"Este fue un momento traumático. Esta era la oportunidad para seguir los pasos de mi mayor héroe. Pero, honestamente, yo quería regresar a Omaha… Durante un mes pasé cada mañana en el tren pensando como le diría a Graham que quería irme. Eso no fue fácil…

Justo después de terminar en la escuela de negocios de Columbia, yo tenía unos $9.800. En 1955 esto aumentó a unos 127.000. Me dije a mí mismo: "regreso a Omaha, estudio mucho, y leeré aún más. ¡Simplemente me jubilaré!”

Supuse que podíamos vivir de manera cómoda con $12.000 al año, y podría ganar esta cantidad anual fácilmente con $127.000. Le dije a Susie que el "efecto interés compuesto" garantizaría que nos haríamos ricos.

Caja de herramientas

En Omaha rentamos una casa por $175 al mes. Le dije a mi esposa que podríamos comprar una casa inmediatamente, pero eso sería igual a un carpintero que vende su caja de herramientas. No quería gastar mi fortuna en comprar una casa.

Fondo de inversión

No tenía ningunos planes para empezar un fondo de inversión, o incluso de buscar un empleo. Con tal que pudiera valerme por mi mismo no tenía de qué preocuparme. En efecto, por coincidencia, había otras siete personas (algunos parientes) que al mismo tiempo me consultaron para brindarles asesoría en inversiones. Les dije que ya no me dedicaba a eso, pero que estaba dispuesto a empezar un fondo de inversión — sólo cuando ellos estuvieran dispuestos a participar en ese fondo.

Mi suegro, un compañero de cuarto de cuarto de la escuela de negocios de Columbia, su madre, mi tía Alice, mi hermana, mi cuñado, y mi abogado participaron todos en el fondo. Ese fue el comienzo, pura coincidencia…

El punto decisivo

No llevé a cabo ninguna actividad de mercadeo, pero el dinero comenzó a ingresar al fondo de gente que ni siquiera conocía. En Nueva York, el fondo de Graham estaba siendo liquidado. Un profesor llamado Homer Dodge, que invirtió en el fondo de Graham le preguntó qué debía hacer con su dinero. Graham le dijo "Hay un chico, que solía trabajar para mi…".

"Aunque no me di cuenta, los 25 fueron el punto decisivo. El comienzo de algo que eventualmente resultaría en la firma de inversiones llamada Berkshire Hathaway cambió mi vida. Nunca tuve miedo. Estaba trabajando en algo que disfrutaba haciendo, y eso nunca volvió a cambiar. Aún disfruto lo que hago...”

Podéis encontrar el artículo original haciendo clic en el siguiente link:

El retiro de Warren Buffett

Comentarios (1)

  • dcb

    dcb

    26 Marzo 2014 a las 23:20 |
    fantástico.

    responder

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Joomla SEF URLs by Artio