15
Septiembre
2014

¿Estar desempleado al ser un inversionista de valor?

¿Estar desempleado al ser un inversionista de valor?

Podemos ver en los medios, sitios web y revistas de inversiones las cifras del mercado bursátil. Los mercados americanos están alcanzando cifras récord, y el mercado europeo también crece más que nunca. La pregunta que a menudo recibimos es si aún es interesante invertir en acciones. Algunos críticos incluso afirman que ya no hay compañías subvaloradas en el mercado bursátil y los inversionistas de valor están actualmente "desempleados".

Dos lectores nos han preguntado si compartimos esta visión. ¿Actualmente ya no hay gangas en el mercado?

¿Que determina los precios de las acciones?

Los precios de las acciones son determinados por tres fuerzas básicas: 1) los beneficios, 2) los dividendos, y 3) la valoración, o lo que los inversionistas Premium están dispuestos a pagar por los derechos a esos ingresos y dividendos. La medida más básica de valoración es la relación precio-beneficios.

No muy costosa…

Cuando vemos la relación precio-beneficios adelantada (la relación precio-beneficios calculada en base a las beneficios esperados para este año) podemos ver que en el caso de S&P500 la relación precio-beneficios adelantada actual es de 15,7. Esto es aproximadamente lo mismo que la media de los últimos 25 años (14,9).

Creemos que una relación precio-beneficios por encima de la media es aceptable actualmente. Muchas compañías actualmente poseen grandes cantidades de efectivo en sus balances financieros. Si corrigiéramos la relación precio-beneficios en base a esto, ésta sería uno o dos puntos más baja.

Además, la economía global y americana han empezado a crecer nuevamente, lo que aumentará los beneficios aún más. Este año se espera un crecimiento en los beneficios promedio de 8% para las compañías S&P. Para el próximo año se espera un crecimiento aún mayor: 12%.

Otro elemento que aún no hemos discutido es las bajas tasas de interés que justifican las valoraciones altas. Sin embargo, consideramos que actualmente no hay alternativas realmente viables a la inversión en acciones en el momento: poner tu dinero en una cuenta de ahorros reduce tu capital (la suma de la inflación y los impuestos es más alta que el interés sobre tus ahorros), y la valoración de los bonos es actualmente muy alta para ser rentable.

Incluso más barata…

Es muy interesante cuando nos adentramos en los números fuertes, por ejemplo a descomponer la relación precio-beneficios. Jonathan Golub, un empleado de RBC Capital Markets hizo esta investigación. Él descompuso la relación precio-beneficios y la comparó a la relación beneficios por acción. La imagen en el enlace abajo da una idea de cómo se obtiene la relación precio-beneficios:

La relación precio-beneficios y la comparó a la relación beneficios por acción

El incremento en beneficios por acción (cuarta columna, este año 6,6%) consiste en el aumento de ingresos (primera columna), aumento de márgenes (segunda columna) y compra de acciones propias (tercera columna). Al comparar el aumento en beneficios por acción con la relación precio-beneficios (quinta columna), podemos ver que el aumento de la relación precio-beneficios es 0,8% menor que el aumento en beneficios por acción.

En otras palabras, se espera que los beneficios crezcan más rápido que el ritmo al que aumentan las acciones…

Compañías individuales

Las cifras mencionadas se refieren al mercado en general. Como hemos enfatizado en correos anteriores, la historia ha probado que es importante enfocarse en compañías individuales, en lugar de hacerlo en el mercado general. Tus beneficios por inversiones personales dependen de si escoges o no las compañías correctas para invertir. La relación precio-beneficios es un factor importante al analizar y seleccionar compañías individuales. Nosotros usamos la relación precio-beneficios en la valoración de compañías que seleccionamos para nuestro servicio de inversiones ValueSelect. La relación precio-beneficios permite a los inversionistas incluir los aspectos "suaves" como la ventaja competitiva y las oportunidades de crecimiento. Es bastante normal que compañías con una fuerte ventaja competitiva como Microsoft o Hugo Boss tengan relaciones precio-beneficios más altas.

¿Estar desempleado al ser un inversionista de valor?

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Joomla SEF URLs by Artio