15
Marzo
2014

Cuándo vender las acciones

Cuándo vender las acciones

Mucho se ha escrito sobre la estrategia de comprar acciones. Sin embargo, no tanto sobre cómo venderlas. Para un inversor exitoso, una estrategia apropiada para la venta de acciones es tan importante como las decisiones inteligentes a la hora de comprarlas.

Un inversor que no tiene una estrategia para vender, se deja llevar por las emociones al momento de tomar decisiones sobre cómo vender sus acciones. Las emociones son lo peor que le puede ocurrir a un inversor en valores.

En general, por causa de sus emociones, los inversores comienzan a comprar acciones cuando éstas ya están sobrevalorados. También es sabido que los inversores venden sus acciones cuando ya es demasiado tarde. Esas son las principales razones por las que el inversor promedio no tiene unos retornos positivos en sus inversiones.

El valor intrínseco como guía

Las emociones evitan que los inversores obtengan buenos retornos en sus inversiones. Pero, ¿Qué hacer al respecto?

Como tal vez ya lo sepas, los precios de las acciones varían constantemente. El valor intrínseco de una compañía, sin embargo - el valor actual y real de la compañía — varía en menor medida.

Tan pronto como el precio de una acción específica cae significativamente por debajo del valor intrínseco (por supuesto, esto es sólo un estimado) el inversor inteligente y racional comprará esta acción. En cuanto el precio de una acción específica se acerca a su valor intrínseco, el inversor inteligente decidirá vender esta acción.

Es importante mencionar que el valor intrínseco de una compañía no se mantiene estable en el largo plazo. Sería una buena estrategia revisar el valor intrínseco cíclicamente (por ejemplo: una vez cada medio año, o una vez cada trimestre).

La principal ventaja de esta estrategia es que la influencia de las emociones en las decisiones es limitada. Como a menudo enfatizamos, es debido a las emociones que los inversores toman las decisiones incorrectas y por lo tanto, es por las emociones que los inversores obtienen beneficios decepcionantes.

Beneficios dobles

Es muy importante entender que hay dos tipos de compañías en el mundo. Las compañías que crean valor estructuralmente (compañías que poseen ventajas competitivas a largo plazo) y compañías que no crean valor estructuralmente.

Para el primer tipo de compañías, que poseen ventajas competitivas de largo plazo, el valor intrínseco aumentará continuamente. Desafortunadamente esto no aplica para el otro tipo de compañía.

Como seguramente ya lo infieres: obtendrás muy buenos retornos en tus inversiones cuando compres acciones de compañías que tienen ventajas competitivas de largo plazo, cuando los precios de las acciones de estas compañías estén significativamente por debajo del valor intrínseco. Al hacer esto, (a) te beneficiarás de la subvaloración y (b) te beneficiarás del valor intrínseco constantemente al alza.

Cómo encontrar la compañía correcta

En cuanto a este tema específico, recibimos muchas preguntas de nuestros lectores: nos preguntan sobre un método sistemático para dar con las acciones correctas a los precios correctos. Existen literalmente miles y miles de compañías que cotizan en las principales bolsas bursátiles en muchos países. Le tomaría muchas horas al inversor individual analizar sólo una pequeña selección de las acciones. Y este análisis debe hacerse constantemente… Analizar todas las acciones para encontrar las mejores opciones es por lo tanto una actividad que consume mucho tiempo…

Puesto que recibimos muchas solicitudes de nuestros lectores respecto a este tema específico, estamos considerando lanzar un servicio para nuestros lectores para ayudarles a que encuentren las compañías correctas a los precios correctos. Si estás interesado en ese tipo de servicio, háznoslo saber. Te mantendremos informado en nuestras futuras publicaciones.

Cuándo vender las acciones

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Joomla SEF URLs by Artio