02
Septiembre
2015

¿Eres temeroso o codicioso?

¿Eres temeroso o codicioso?

En el transcurso de los últimos seis años, miles y miles de lectores, como tú, han descargado nuestro libro electrónico de Warren Buffett. Cada semana recibimos muchos correos electrónicos de lectores. ¡Queremos agradecer a todos nuestros lectores por los comentarios y felicitaciones! Además recibimos muchas preguntas de los lectores que deseen adquirir más conocimientos para ser mejores inversores. En nuestro boletín de inversión semanal discutimos las preguntas principales.

Como seguramente te habrás dado cuenta, la mayoría de las bolsas de valores no se han comportado muy bien en las últimas semanas. Acontecimientos decepcionantes en China, la Unión Europea, los precios del petróleo, etc. son las principales razones de esto.

¿Eres temeroso o codicioso?

Los precios de las acciones han demostrado ser muy volátiles: el índice bursátil más importante del mundo, el S&P 500 ha perdido casi el 10% de su valor durante el mes pasado. Muchas acciones individuales también se han desplomado en su valor. Cabe destacar también que las empresas de calidad (o tal vez particularmente las empresas de calidad) se han visto afectadas. Walmart, una empresa de buen desempeño y resultados sólidos, ha perdido más del 25% de su valor desde el comienzo del año. La lista de empresas de calidad cuyo valor ha caído es larga: Procter & Gamble: -25%, IBM: -10%, Shell: -20%, Intel: -27% ...

Volatilidad + Miedo = Oportunidad

Como Ben Graham dijo hace muchos años, el propósito principal de las fluctuaciones de precios es que los inversores puedan comprar barato y vender caro. No es algo negativo como muchos inversores piensan. De hecho, debemos preferir los descensos que los avances. Si te gusta un descuento del 10% en el centro comercial, ¿por qué es ese sentimiento diferente en el mercado de valores?

En una carta a los accionistas de Berkshire, Warren Buffett ilustró su opinión acerca de las fluctuaciones del mercado:

Un pequeño quiz: ¿Si va a comer hamburguesas, usted desearía precios más altos o más bajos de la carne? Del mismo modo, si usted va a comprar un coche de vez en cuando, prefiere precios altos o más bajos del coche? Estas preguntas, por supuesto, se responden por sí mismas.

Ahora el examen final: Si usted espera un ahorro neto durante los próximos cinco años, prefiere un mercado de valores más alto o más bajo durante ese período? Muchos inversores responden equivocadamente. A pesar de que van a ser compradores netos de acciones durante los próximos años, están emocionados cuando los precios de las acciones suben y se deprimen cuando estos caen. En efecto, se alegran porque los precios han subido para las "hamburguesas" que pronto estarán comprando. Esta reacción no tiene sentido. Sólo aquellos que serán los vendedores de las acciones en un futuro próximo deben estar felices al ver que las acciones suben. Los compradores potenciales deberían preferir que los precios caigan.

Por supuesto, ni Warren Buffett, ni nosotros te aconsejamos comenzar a comprar frenéticamente acciones de cada compañía. Pero cuando las empresas de calidad se venden a descuento, los inversores en valor como nosotros se enfocan al instante en éstas. La compra selectiva en base en fundamentos y paciencia recompensará a los inversores a largo plazo. En lugar de ver la alta volatilidad como algo negativo, los inversores deben cambiar su perspectiva y pensar que Volatilidad + Miedo = Oportunidad. Por supuesto, la volatilidad no terminará tan rápido y las caídas pueden continuar, pero la paciencia será la clave para capear la tormenta.

¿Eres temeroso o codicioso?

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Joomla SEF URLs by Artio